Skip to main content

Los colegios de la diócesis de Lomas de Zamora y el desafío de la inclusión educativa

Directivos y docentes de las comunidades educativas de la diócesis de Lomas de Zamora se reunieron hoy para el VII Congreso de Educación, que tuvo como eje central la reflexión de la realidad y los desafíos de la inclusión educativa.

  • 02 Septiembre 2023
  • Visto 933

Directivos y docentes de las comunidades educativas de la diócesis de Lomas de Zamora se reunieron hoy para el VII Congreso de Educación, que tuvo como eje central la reflexión de la realidad y los desafíos de la inclusión educativa.

En el colegio San José (Burzaco), el obispo diocesano, monseñor Jorge Lugones SJ, presidió la misa de apertura del mismo, convocado por la Junta Regional de Educación Católica y que contó con la participación de distintos miembros de las comunidades educativas, inspectoras de la Región, representantes legales, directivos y docentes de todos los niveles: Inicial, Primario, Secundario y Técnico, Terciario y Educación Especial.

En línea con las lecturas bíblicas del día -y así como lo expresó el año anterior-, el obispo volvió a hacer hincapié en la unidad y comunión del trabajo conjunto en los colegios: “cuánto necesitamos en estos tiempos del amor fraterno que nos ayuda a trabajar en común”.

Citando a San Pablo (1 Tes. 4) refirió a “hacer más progresos todavía, que para ustedes sea una cuestión de honor vivir en paz, cumpliendo cada uno sus obligaciones y trabajando con sus manos”.

Animó a reconocer los talentos propios y las diferencias, “no todos tenemos los mismos talentos, pero si nos podemos complementar”, y sostuvo: “El talento de uno, unido al de otro, genera la comunidad educativa, y nos ayuda a desarrollar algo más grande, en definitiva para la gloria de Dios, es para que el Reino de Dios se desarrolle con todas sus capacidades”.

Al proponer “poner los talentos en común, no amarrocarlos, guardárselos”, se preguntó “cómo ayudamos a desarrollar los talentos de los que formamos, sean nuestros compañeros docentes si somos RL o directivos, y a nuestros formandos, cómo les inculcamos que con los talentos de varios la comunidad se fortalece”.

  • Inscripciones al ciclo lectivo 2024. Auspiciá en Eclesia: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. 

A su turno, el director de la JUREC, Dr. Ignacio Leonetti, habló de la labor docente y el rol directivo como “servicio a nuestras escuelas” y “la tarea que hemos recibido del Señor resucitado: ayudarle a elevar la dignidad humana”.

“El tema de la inclusión nos urge”, señaló, entre otros motivos "por el cambio de paradigmas sobre la realidad social y educativa": “Como colegios católicos podremos partir de disposicione legales, pero para hacerlas plenas con la gracia de Dios, en la misericordia, la proximidad y el encuentro”.

“Continuar abriendo las puertas de la educación a muchos niños y jóvenes que padecen disfunciones o discapacidades no solo constituye un desafio a nuestra pedagogía, sino mucho más profundamente representa un gran llamado a la empatía, a repensar los vínculos, generar espacios y fomentar encuentros”, aseguró.

En relación con el lema del Congreso, "Nuestra Escuela: lugar de encuentro y esperanza", el encuentro educativo tuvo dos disertaciones a cargo de la Mg. Silvana Corso. Los temas de las exposiciones fueron: “Inclusión educativa: las barreras como oportunidad” y “Claves para la construcción colectiva de un Proyecto de Escuela Inclusivo”.

Una vez más, el obispo y la JUREC entregaron la distinción “Nuestra Señora de la Paz” a algunos docentes en reconocimiento a la trayectoria y pertenencia a las instituciones. Antes, un grupo de alumnos de los colegios Santa Anta (Glew), “Emilio Lamarca” (Lomas de Zamora), “Padre Antonio Ripari” (Burzaco) y “Pbro. Eliseo Natta” (Tristán Suárez) compartieron su experiencia de misión durante las vacaciones de invierno en la localidad de Aguaray, Salta, e invitaron a más colegios a sumarse para el año próximo, o misionar, según dijo el obispo, “en nuestros barrios más cercanos”.  


La Buena Noticia vale, y cuesta. Cuesta tiempo, fundamentalmente.

Toda la producción y presentación de la noticia implica tiempo de trabajo. Pero también significa esfuerzos personales (dedicación, elaboración…) y esfuerzos económicos para el mantenimiento y renovación de los equipos y la tecnología para contar la noticia, costos de insumos, viáticos, inversión para el streaming de las misas, etc.  

Eclesia es este portal de noticias y su extensión a las redes sociales, es el canal de videos y streaming, es la app para celulares y el newsletter que más de 2.000 personas reciben por mail o por WhatsApp con los anticipos de las noticias.

Con tu valoración por lo que hacemos, ante todo, y tu ayuda económicaEclesia seguirá mostrando y compartiendo “lo que pasa en la Iglesia”, como desde el primer día, hace ya más de 20 años.

De acuerdo a tus posibilidades, definí un monto y convertite en suscriptor de Eclesia (con débito automático mensual) o por única vez hacé tu aporte fijo. Sea como sea, gracias por valorar Eclesia.