Skip to main content

Compromiso de los colegios con las fragilidades-desafíos de la diócesis

Con motivo del inicio del ciclo lectivo y la Pascua -a fin de que conozcan y reflexionen las fragilidades-desafíos que surgieron de las Asambleas del Pueblo de Dios del año pasado-, el obispo de la diócesis de Lomas de Zamora, monseñor Jorge Lugones SJ, tuvo hoy un encuentro pastoral con los representantes legales y directivos de los colegios.

  • 11 Abril 2024
  • Visto 526

Con motivo del inicio del ciclo lectivo y la Pascua -a fin de que conozcan y reflexionen las fragilidades-desafíos que surgieron de las Asambleas del Pueblo de Dios del año pasado-, el obispo de la diócesis de Lomas de Zamora, monseñor Jorge Lugones SJ, tuvo hoy un encuentro pastoral con los representantes legales y directivos de los colegios.

En la reunión organizada por la Junta Regional de Educación Católica, en el colegio San José (Burzaco), el obispo se refirió a las autoridades educativas dependientes del Obispado y las pertenecientes a congregaciones como “nuestras manos tendidas en el territorio”, mientras que el organismo diocesano las llamó a “trabajar sinodalmente”, es decir, “caminar juntos y en la misma dirección”.

Durante el momento de oración ante el Santísimo Sacramento, el presbítero Ignacio Espinosa, vicario de la catedral Nuestra Señora de la Paz y uno de los coordinadores generales de la pastoral de los colegios en todos sus niveles, remarcó el concepto que la Iglesia viene trabajando desde hace unos años, la sinodalidad, y por eso los animó a “trabajar sinodalmente”, “caminar juntos y en la misma dirección”, según una definición simple del papa Francisco.

El presbítero Agustín Ganz, administrador parroquial de San Alberto Magno (Ing. Budge) y el otro coordinador de pastoral de la JUREC, también estuvo presente en el encuentro junto al diácono permanente José Postillone, que acompaña a los colegios desde esta área pastoral. El director general de la JUREC, el profesor Ignacio Leonetti, y el presbítero Mario Inchauspe, delegado del Consejo Económico Diocesano, para los asuntos jurídicos y económicos del organismo, también estuvieron presentes en la reunión.

El obispo, por su parte, agradeció a los directivos la tarea que realizan “porque son nuestras manos tendidas en el territorio, un territorio que hoy en día esta vapuleado” por muchas circunstancias, y describió la métodología de la jornada conocida como “conversación espiritual”, es decir, “ponerse en camino” (adoración), “encuentro” (aquí se dio la oración y el intercambio grupal) y “el servicio” (cuyo objetivo fue “discernir qué aspectos de la realidad diocesana vemos más frágiles para atender y cuidar”). Al final, destacó la solidaridad de los colegios con aquellos que más dificultades económicas tienen, y pidió profundizar en la oración y el silencio.

A su turno, la hermana Silvia González SJ, de las Hijas de San José e integrante del Consejo Diocesano de Pastoral, compartió una reseña de las Asambleas del Pueblo de Dios que el año pasado se hicieron por vicarías, de donde surgieron las siete “fragilidades” observadas en las comunidades y que ahora son nuevos desafios pastorales.

“La realidad pastoral de la diócesis toca a los colegios”, dijo la religiosa. “La realidad de los colegios no escapa a la realidad de la Iglesia diocesana”, subrayó

Comunicación, Jóvenes, Misión, Formación, Familia y atención a personas vulnerables, Pastoral Vocacional y Compromiso en la vida parroquial, son, a saber, las siete “fragilidades” contenidas en la síntesis de las Asambleas, “ahora expresadas como desafíos pastorales para atender, desde nuestros diferentes espacios y posibilidades, desde marzo de 2024 al Adviento de 2026” y, por lo tanto, desde este año “una tarea a realizar, un camino en proceso para ocuparnos de ellas, desde la realidad concreta en la que realizamos nuestra misión evangelizadora”.

En definitiva, “fragilidades” que ahora son desafíos para las comunidades educativas.

_______________________________

 
La Buena Noticia vale, y cuesta. Cuesta tiempo, fundamentalmente.

Toda la producción y presentación de la noticia implica tiempo de trabajo. Pero también significa esfuerzos personales (dedicación, elaboración…) y esfuerzos económicos para el mantenimiento y renovación de los equipos y la tecnología para contar la noticia, costos de insumos, viáticos, inversión para el streaming de las misas, etc.  

Eclesia es este portal de noticias y su extensión a las redes sociales, es el canal de videos y streaming en YouTube, es la app para celulares, es el anticipo de las noticias por medio del canal de WhatsApp y el newsletter que más de 2.000 personas reciben por mail.

Con tu valoración por lo que hacemos, ante todo, y tu ayuda económica, Eclesia seguirá mostrando y compartiendo “lo que pasa en la Iglesia”, como desde el primer día, hace ya más de 20 años.

De acuerdo a tus posibilidades, definí un monto y convertite en suscriptor de Eclesia (con débito automático mensual) o por única vez hacé tu aporte fijo. Sea como sea, gracias por valorar Eclesia.