Skip to main content

Grupo misionero Cor Jesv: 40 años anunciando la Buena Noticia

Se acerca el tiempo de vacaciones. Y también el tiempo de misión, que numerosos grupos ya vienen preparando, definiendo lugares dentro o fuera de la diócesis de Lomas de Zamora, y todo lo relacionado con la logística y la espiritualidad necesaria.

  • 11 Diciembre 2023
  • Visto 425

Se acerca el tiempo de vacaciones. Y también el tiempo de misión, que numerosos grupos ya vienen preparando, definiendo lugares dentro o fuera de la diócesis de Lomas de Zamora, y todo lo relacionado con la logística y la espiritualidad necesaria.

Tal es el caso del grupo misionero Cor Jesv, surgido de los Hermanos del Sagrado Corazón e integrado en su mayoría por alumnos y exalumnos de sus dos colegios, Manuel Belgrano (Temperley) y Sagrado Corazón (Lomas de Zamora), que en enero, del 3 al 13, misionarán en Chillar, partido de Azul, provincia de Buenos Aires. Y no menos importante: en este 2023, el grupo cumple 40 años de su creación. En otras palabras, 40 años de misión.

“Desde hace 40 años vivimos la gracia de conformar un camino particular, respondiendo al llamado de compartir la Buena Nueva dentro de nuestra querida Iglesia”. Con estas palabras, el hermano Mario Gassmann S.C. abría el encuentro que conmemoraba el aniversario del grupo misionero Cor Jesv en el colegio Sagrado Corazón de Venado Tuerto.

En el año 1983, un grupo de jóvenes, junto con los Hermanos del Sagrado Corazón, escucharon el llamado del Corazón de Jesús y, sin nada de experiencia, emprendieron la primera misión rural al pueblo de Arroyo Ceibal, en el norte de la provincia de Santa Fe. Lo que comenzó como un gesto valiente se ha convertido en una trayectoria de 40 años de servicio y compromiso, marcando el aniversario del grupo misionero Cor Jesv en 2023.

A lo largo de las décadas, la misión Cor Jesv ha dejado una huella indeleble en numerosos pueblos de Argentina, Chile y Uruguay. La espiritualidad corazonista ha sido la brújula que guía a este grupo, cuyos cimientos se asientan en tres pilares fundamentales: la fraternidad, la espiritualidad y la misión.

Lo distintivo del grupo misionero Cor Jesv es que estos pilares no solo dirigen la misión hacia afuera, sino que también tienen un componente interno. La formación y el acrecentamiento de la espiritualidad, vividos de manera comunitaria, son el alimento que impulsa al grupo a salir al encuentro de los demás.

Motivados con el llamado de Jesucristo a los discípulos de “salir de dos en dos”, durante 10 días de enero, muchos jóvenes, en su mayoría de entre 18 y 30 años, dejan de lado sus vacaciones, su familia o la comodidad de la casa para encontrarse conviviendo en los espacios de una escuela rural. Con colchón inflable en el suelo, baños improvisados, pero con un gran compartir fraterno, encuentran en estos días la verdadera imagen de un Cristo que da su vida por los demás.

40 años grupo 1

La fraternidad se nota a flor de piel y el clima de oración es permanente. Levantándose a las 7 de la mañana para rezar en comunidad y después de realizar las distintas tareas de lo que en estos días es su casa, salen a las visitas. Siguiendo el llamado de Jesucristo a los discípulos de “salir de dos en dos”, visitan casa por casa tratando de encontrar en cada madre, padre, niño o anciano al Dios vivo entre nosotros. Entre mate y mate, cada familia abre las puertas de su casa, pero sobre todo las de su corazón. Los misioneros descubren en estos pueblos rurales una periferia que es poco explorada y muchas veces olvidada.

No es lo que llevan ni lo que dicen, es lo que hacen, tratando de imitar a las primeras comunidades cristianas para que el resto pueda decir “miren cómo se aman”. Tal vez el momento en el que más se nota esto es por las tardes durante las catequesis, donde el encuentro con niños y adultos se da de una forma fraterna y alegre que generalmente culmina con la celebración de la Palabra, ya que en la mayoría de los casos no cuenta el pueblo con un sacerdote para celebrar la misa.

Al regresar a casa, estos intensos 10 días no quedan en el olvido. Además de tratar de ir varias veces al año al pueblo que visitan durante un trienio, el trabajo del grupo durante el año es permanente y prevalece siempre el mismo mensaje: “somos misioneros durante los 365 días del año”, no solo en el pueblo donde vamos, sino en casa, en el estudio o en el trabajo en el que intentamos vivenciar la Buena Nueva.

En octubre, con motivo del 40° aniversario, se llevó a cabo un emotivo encuentro en el colegio Sagrado Corazón de Venado Tuerto. Los centros de Temperley-Lomas, Montevideo y Venado Tuerto revisaron la historia de la misión, repasaron los pilares fundamentales y reflexionaron sobre los desafíos futuros. El evento también exploró las misiones del fundador de la congregación, el padre André Coindre, destacando la atemporalidad de los desafíos y la continuidad del compromiso misionero.

Testimonios conmovedores de misioneros que participaron en la primera misión y en misiones anteriores añadieron capas de profundidad a este encuentro conmemorativo. Además, los hermanos Mario y Roberto, al visitar este mismo año el pueblo de Arroyo Ceibal, pudieron testimoniar que, incluso después de 40 años, la comunidad aún recordaba y apreciaba la presencia de los misioneros. La capilla del pueblo conserva la imagen del Sagrado Corazón donada por el grupo hace cuatro décadas. Así, la comunidad del grupo misionero Cor Jesv no solo celebra cuatro décadas de servicio, sino también el crecimiento espiritual compartido a lo largo del tiempo.

En este 40° aniversario, el grupo reafirma su misión evangelizadora, llevando el corazón de Jesús a cada rincón donde sea necesario. En palabras del grupo, es abrir el propio corazón para recibir el amor que Dios tiene para ofrecer a través de todas las personas encontradas en estos 40 años de servicio.

Cuatro décadas de compromiso, espiritualidad y fraternidad: el grupo misionero Cor Jesv sigue siendo un faro de luz en su misión de compartir la alegría de la Buena Noticia.

                       Prof. Agustín Dicundo

 

* Pueblos visitados en estos 40 años:

  • Santa Fe: Arroyo Ceibal, Las Garzas, Charnoudie, El Rabón, Venado Tuerto, San Eduardo, Murphy.
  • Córdoba: El Vergel; Reartes; Labouyale; Río Cuarto; Isla Verde
  • Chaco: Tres Isletas; Lote 20; Pinedo; Pozo Colorado; Zaparinqui; Los Aborígenes
  • Tucumán: Muyo; La Calera; Cortadera; Concepción; Monte Rico; Santa Lucía; Campinchango; Tte. Berlina; Acheral.
  • Buenos Aires: Moctezuma; Smith; 9 de Julio; San Antonio de Areco; Tapalqué; Barcker; Villa Cacique; Chascomús.
  • Uruguay: Capilla Del Sauce; Lavalleja; Los Díaz; Lluveras; Las Flores; Sequeira; Castillo; Aguas Dulces; Rocha; Empalme Olmos.
  • Chile: Peñaflor.

40 años gupo 2


La Buena Noticia vale, y cuesta. Cuesta tiempo, fundamentalmente.

Toda la producción y presentación de la noticia implica tiempo de trabajo. Pero también significa esfuerzos personales (dedicación, elaboración…) y esfuerzos económicos para el mantenimiento y renovación de los equipos y la tecnología para contar la noticia, costos de insumos, viáticos, inversión para el streaming de las misas, etc.  

Eclesia es este portal de noticias y su extensión a las redes sociales, es el canal de videos y streaming en YouTube, es la app para celulares, es el anticipo de las noticias por medio del canal de WhatsApp y el newsletter que más de 2.000 personas reciben por mail.

Con tu valoración por lo que hacemos, ante todo, y tu ayuda económicaEclesia seguirá mostrando y compartiendo “lo que pasa en la Iglesia”, como desde el primer día, hace ya más de 20 años.

De acuerdo a tus posibilidades, definí un monto y convertite en suscriptor de Eclesia (con débito automático mensual) o por única vez hacé tu aporte fijo. Sea como sea, gracias por valorar Eclesia.