Skip to main content

50 años de ministerio sacerdotal celebró el presbítero Alain Dasnoy

Con dos misas, una en la parroquia Santa Teresita del Niño Jesús y de la Santa Faz (Banfield), y otra en el Hogar de Ancianos “San Roque”, el presbítero Alain Vicente Dasnoy celebró los 50 años de su ordenación sacerdotal.

  • 14 Abril 2024
  • Visto 908

Con dos misas, una en la parroquia Santa Teresita del Niño Jesús y de la Santa Faz (Banfield), y otra en el Hogar de Ancianos “San Roque”, el presbítero Alain Vicente Dasnoy celebró los 50 años de su ordenación sacerdotal.

El último jueves 11, exactamente a medio siglo del día de su ordenación en la catedral Nuestra Señora de la Paz, el padre Dasnoy estuvo en la comunidad donde fue párroco los últimos 30 años hasta el año pasado.”Cuando me ordené a los 36 años, pensé, bueno, a los 60 ya no tendré las fuerza suficientes y dejaré el lugar para el siguiente”, expresó en la misa en Santa Teresita, “pero resulta que eso no fue posible, y llegaron los 25 años de servicio al Señor: qué maravilla, cómo me has cuidado Señor, y ahora estoy celebrando los 50, es como que ha rebalsado la gracia de Dios para conmigo”,

El entonces obispo diocesano, monseñor Desiderio Collino, había ordenado presbítero al padre Dasnoy, el 11 de abril de 1974, en una ceremonia en la que también recibieron el ministerio los presbíteros Francisco Rocchio, párroco por muchos años de San Vicente Ferrer (San Vicente), y el ya fallecido Eliseo Gaggero.

  • El 11 de abril de 1974...

dasnoy 3a

dasnoy 1a

La celebración de las Bodas de Oro sacerdotal del padre Dasnoy continuó esta tarde en el Hogar “San Roque”, donde también ofició una misa. Evocó en la homilía que una de las primeras misas que celebró fue en la cárcel y hoy, a 50 años de recibir el ministerio sacerdotal, lo hizo ante varios ancianos que viven allí, donde con frecuencia los acompaña pastoralmente. Es que el sacerdote ya no es párroco, pero sigue celebrando misas en la Unidad Pastoral de Lomas, integrada por las parroquias María Auxiliadora y Sagrado Corazón de Jesús, en Nuestra Señora de Fátima (Lomas de Zamora), y también “en algún lugar donde me quede algún blanco, un hueco, allí también trato de dar una mano y volcar mi experiencia pastoral en la predicación”.

“Es una gran felicidad poder ver cómo la gente escucha y necesita, y nos espera”, le dijo el sacerdote a Eclesia en una entrevista. “Qué lindo volcar lo que el Señor actúa en ellos, y en mí también de paso”.

Nacido en Bélgica el 27 de julio de 1937, el padre Alain relata su dura experiencia, junto a su familia, de la Segunda Guerra Mundial. Las dificultades que atravesaron y por qué vinieron a la Argentina. En qué barrio se instalaron cuando llegaron. La fe cristiana de su familia y el descubrimiento de su vocación, desde su servicio en la Legión de María en la actual parroquia San Gabriel Arcángel (Adrogué).      

La formación en el Seminario de La Plata y los últimos años en el incipiente Seminario “De la Santa Cruz”. El recuerdo del día de su ordenación sacerdotal y las parroquias a las cuales fue destinado: Inmaculada Concepción (Burzaco), Nuestra Señora del Valle (Ezeiza), Nuestra Señora de Itatí (Banfield), Cristo Rey (Tristán Suárez) y Santa Teresita del Niño Jesús (Banfield), además de su encargo como Capellán Mayor del Servicio Penitenciario Federal.

Refiere también al papel de los laicos. La espiritualidad sacerdotal y su vínculo con el clero diocesano. Su servicio actual. El valor y la necesidad de la misa, y qué le pide a Dios al cumplir las Bodas de Oro sacerdotal. “Que me perdone aquello que no hice bien o que no hice directamente”, manifestó al final, “que si tiene algún mérito que es de Él, que actúe en mi, y que Él en su misericordia, me reciba”.


La Buena Noticia vale, y cuesta. Cuesta tiempo, fundamentalmente.


Toda la producción y presentación de la noticia implica tiempo de trabajo. Pero también significa esfuerzos personales (dedicación, elaboración…) y esfuerzos económicos para el mantenimiento y renovación de los equipos y la tecnología para contar la noticia, costos de insumos, viáticos, inversión para el streaming de las misas, etc.  

Eclesia es este portal de noticias y su extensión a las redes sociales, es el canal de videos y streaming en YouTube, es la app para celulares, es el anticipo de las noticias por medio del canal de WhatsApp y el newsletter que más de 2.000 personas reciben por mail.

Con tu valoración por lo que hacemos, ante todo, y tu ayuda económica, Eclesia seguirá mostrando y compartiendo “lo que pasa en la Iglesia”, como desde el primer día, hace ya más de 20 años.

De acuerdo a tus posibilidades, definí un monto y convertite en suscriptor de Eclesia (con débito automático mensual) o por única vez hacé tu aporte fijo. Sea como sea, gracias por valorar Eclesia.