Skip to main content

25 años de la ordenación episcopal de monseñor Lugones: la mitra y el solideo

Cuando faltan pocos días para la celebración de los 25 años de la ordenación episcopal de monseñor Jorge Lugones SJ, obispo de la diócesis de Lomas de Zamora, el Consejo de Pastoral preparó una catequesis sobre las insignias episcopales. Hoy, la mitra y el solideo.

  • 21 Julio 2024
  • Visto 1172

Cuando faltan pocos días para la celebración de los 25 años de la ordenación episcopal de monseñor Jorge Lugones SJ, obispo de la diócesis de Lomas de Zamora, el Consejo de Pastoral preparó una catequesis sobre las insignias episcopales. Hoy, la mitra y el solideo.

La mitra
La mitra (lat. mitra; gr. mitra) es una insignia específica de los obispos para su uso dentro de los actos litúrgicos y que utilizan también algunos abades o abadesas Su origen lo encontramos en el judaísmo antiguo, en que los miembros del Sanedrín usaban un ornamento para la cabeza. De ahí derivó la mitra que usan los obispos, y que se les impone durante su consagración episcopal.

Actualmente se fabrican con cartón o una mica de plástico forrada de tela. Del borde posterior cuelgan dos cintas anchas llamadas ínfulas, sobre las que suele bordarse el escudo episcopal del obispo. De acuerdo a la liturgia de la Iglesia, los obispos tienen la mitra puesta, de forma habitual, en los siguientes momentos:

  • En la procesión de entrada, y se la quitan para besar el altar.
  • Durante las lecturas. Desde que termina la oración colecta y hasta antes de que se proclame el Evangelio. La tienen puesta, incluso, mientras ponen incienso en el turíbulo.
  • Mientras recibe los dones que los fieles presentan, en el ofertorio. Se la quitan para presentar el pan y el vino.
  • En los ritos de conclusión. Se la ponen después de la oración después de la comunión y ya no se la quitan. Es decir, veneran el altar al final de la Misa con la mitra, a diferencia del primer beso, al iniciar la Misa.
  • En la procesión de salida.
  • Cualquier otro momento que indique un rito particular (ordenaciones, confirmaciones, etc.)

La mayoría de los obispos sólo la usan en la procesión de entrada, ritos de conclusión, salida y momentos particulares como las ordenaciones o confirmaciones. Cuando no la usan, un acólito la sostiene y se encuentra cerca de él, a su derecha, en la misa o camina detrás de él también a su derecha, en las procesiones.

Todos los obispos tienen más de una, ya que el color y el estilo varía de acuerdo al carácter de la celebración. Cuando concelebran varios obispos, todos llevan blanca, menos el obispo que preside. Entre las que tiene nuestro obispo, destacamos la mitra con la imagen de la Virgen de la Paz, patrona de la diócesis, bordada en el frente, y el escudo episcopal en las ínfulas, obra de las hermanas carmelitas.

El solideo

mitra y solideo

El solideo (del latín soli Deo, solo a Dios) es un casquete de seda que cubre esencialmente la coronilla. Lo usan el Papa, los cardenales y los obispos. Si son obispos, el color del solideo es violeta; si son cardenales, es rojo, y el Papa lo usa de color blanco, independientemente del tiempo litúrgico. El solideo simboliza la protección de Dios y la dedicación a solo Dios. Los obispos y cardenales lo usan en las celebraciones litúrgicas y se lo quitan "ante Dios", es decir, ante el Santísimo Sacramento, o durante la misa desde el Prefacio hasta después de la comunión.

Oración por nuestro obispo

Señor Dios,
que elegiste como sucesor de los Apóstoles
a tu hijo Jorge, para apacentar tu rebaño,
concédele el espíritu de consejo y de fortaleza,
de ciencia y de piedad, para que,
fiel a su misión pastoral, edifique tu Iglesia,
signo e instrumento de salvación en el mundo.
Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo,
que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo,
y es Dios, por los siglos de los siglos.

(Tomado del Misal, consagración de un obispo)

--------------------------------------------------------------------------

(14 de julio) Con motivo de los 25 años de la ordenación episcopal de monseñor Jorge Lugones SJ, obispo de la diócesis de Lomas de Zamora, que se cumplirán el próximo 30 de julio, el Consejo de Pastoral preparó una catequesis sobre las insignias episcopales. Hoy, la cruz pectoral y el anillo.

La cruz pectoral

cruz 1

La cruz pectoral es la cruz que pende del pecho con una cadena o cordón, signo de que Jesús debe estar en su interior y ser el dueño de su corazón para representarlo. Recuerda la Pasión del Señor, como momento supremo de su entrega por la redención del mundo. El obispo, al portar siempre sobre sí la cruz bendita, se siente invitado a hacer suyas las palabras de san Pablo: “Estoy crucificado con Cristo, ya no vivo yo, es Cristo quien vive en mí” (Ga. 2,19). La llevan el Papa, los obispos y abades.

Además de la impuesta el día de su ordenación, nuestro obispo tiene otras cruces pectorales, obsequiadas ante algún acontecimiento, como la de metal con la imagen del Buen Pastor, el anagrama representando a María y la rama de olivo, signo de la paz, obsequio del presbiterio de Lomas de Zamora en sus 25 años de sacerdocio, o la de madera de palo santo, con la imagen de Jesús en relieve y un sencillo cordón, que suele usar en ocasiones, regalo en su primera diócesis en Orán.

cruz 2

El anillo. El anillo es símbolo de la alianza esponsal con la Iglesia, lo que queda patente en las palabras que les dicen en el momento en el que se les impone durante su consagración episcopal: “Recibe este anillo, signo de fidelidad, y permanece fiel a la Iglesia, esposa santa de Dios”.

Indica la fidelidad del obispo a la Iglesia y su deseo de vivir en unidad interior y exterior de corazón y de obras. Es un signo de su dignidad. Este simbolismo ya aparece en la parábola del Hijo Pródigo, en donde el padre manda traer un anillo para su hijo que ha vuelto.

A los obispos se les pone el anillo el día en que son consagrados, y deben usarlo dentro y fuera de las celebraciones litúrgicas en el dedo anular de la mano derecha, porque es la mano con la que bendicen.

El anillo se fabrica de algún metal precioso. Antiguamente era común que se le incrustase una piedra preciosa, con lo que se representaba que el obispo es una piedra incluida en una gran construcción que es la Iglesia. Cuando los fieles besaban esa piedra, querían simbolizar que besaban un trozo de esa construcción cuya piedra angular es Cristo.

El anillo de consagración de monseñor Jorge Lugones SJ es de plata y, al igual que en el báculo, tiene grabado el anagrama de Jesús, ihs, con letras minúsculas cuyo significado ya fue explicado. También tiene uno de acero quirúrgico con la imagen en relieve de la Virgen de la Paz, regalo que recibió en la diócesis.

cruz 3

Oración por la Iglesia diocesana

Dios nuestro, que en cada una de las Iglesias diseminadas por el mundo
manifiestas a la Iglesia una, santa, católica y apostólica;
haz que tu familia permanezca unida a su pastor y,
por el Evangelio y la Eucaristía, se congregue en el Espíritu Santo,
para que manifieste dignamente la universalidad de tu pueblo
y sea signo e instrumento de la presencia de Cristo en el mundo.
Que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo,
y es Dios, por los siglos de los siglos.

-------------------------------------


(7 de julio) El próximo 30 de julio se cumplirán 25 años de la ordenación episcopal de monseñor Jorge Lugones SJ, obispo de la diócesis de Lomas de Zamora.

Nombrado por el papa Juan Pablo II, el 2 de junio de 1999, para ser obispo de Orán (Salta), fue ordenado por el cardenal Jorge Bergoglio SJ, entonces arzobispo de Buenos Aires.

En la misa donde fue ordenado obispo, el 30 de julio de ese año, monseñor Lugones recibió de manos del hoy Papa Francisco las insignias episcopales, que “han sido instituidas y aceptadas por la Iglesia a lo largo de los siglos para hacer más manifiesta a los fieles la sagrada dignidad de los obispos”, dice la Carta Apostólica en forma de motu proprio “Pontificalia insignia” del Papa Pablo VI (1968) sobre el uso de las insignias pontificias.

Las insignias episcopales, a saber, el báculo pastoral, cruz pectoral, anillo, mitra, solideo y escudo, expresan “la dignidad y la potestad del Obispo como pastor y maestro de sus ovejas, a las que debe guiar y apacentar, el que debe ser considerado sumo sacerdote de su rebaño; de él deriva y depende en cierto modo la vida de sus fieles en Cristo" (Conc. Vatic. II, Const. Sacrosanctum Concilium, 41).

baculo 2b   

 baculo 3b  

En ocasión de los 25 años de la ordenación episcopal de monseñor Lugones, y a fin de conocer más y reconocer al elegido para guiar a la diócesis de Lomas de Zamora desde 2008, el Consejo Diocesano de Pastoral preparó una catequesis sobre las insignias episcopales y, en particular, las que porta el obispo cada vez que preside una misa (de ordenación, por una solemnidad, etc.) o visita una parroquia para, por ejemplo, celebrar el sacramento de la Confirmación.      

En adelante, hasta el martes 30 de julio, cuando tendrá lugar en la catedral Nuestra Señora de la Paz (a las 19), la misa por las Bodas de Plata episcopales de monseñor Lugones, se irán presentando las distintas insignias episcopales.

Hoy, el báculo pastoral que “tiene forma de bastón y señala tanto a su función de soporte al caminar, como la del bordón de pastor con el que orientar al ganado, en una clara alusión a la referencia bíblica donde Jesús le dice a Pedro ´apacienta mis ovejas´ (Jn. 21, 17)” (ver material completo en adjunto, abajo).

baculo 1a

En oración por la vida y el ministerio episcopal de monseñor Lugones: 

Señor Dios,
que elegiste como sucesor de los Apóstoles
a tu hijo Jorge, para apacentar tu rebaño,
concédele el espíritu de consejo y de fortaleza,
de ciencia y de piedad,
para que, fiel a su misión pastoral, edifique tu Iglesia,
signo e instrumento de salvación en el mundo.
Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo,
que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo,
y es Dios, por los siglos de los siglos.

(Oración del misal por el obispo y por la iglesia)

lugones 25


La Buena Noticia vale, y cuesta. Cuesta tiempo, fundamentalmente.


Toda la producción y presentación de la noticia implica tiempo de trabajo. Pero también significa esfuerzos personales (dedicación, elaboración…) y esfuerzos económicos para el mantenimiento y renovación de los equipos y la tecnología para contar la noticia, costos de insumos, viáticos, inversión para el streaming de las misas, etc.  

Eclesia es este portal de noticias y su extensión a las redes sociales, es el canal de videos y streaming en YouTube, es la app para celulares, es el anticipo de las noticias por medio del canal de WhatsApp y el newsletter que más de 2.000 personas reciben por mail.

Con tu valoración por lo que hacemos, ante todo, y tu ayuda económica, Eclesia seguirá mostrando y compartiendo “lo que pasa en la Iglesia”, como desde el primer día, hace ya más de 20 años.

De acuerdo a tus posibilidades, definí un monto y convertite en suscriptor de Eclesia (con débito automático mensual) o por única vez hacé tu aporte fijo. Sea como sea, gracias por valorar Eclesia.

 

Adjuntos:
Descargar este archivo (El báculo.pdf)El báculo.pdf[ ]250 kB