Skip to main content

En Glew, chicos y jóvenes misioneros celebraron la jornada de la IAM

El cuarto domingo de agosto, hoy, la Iglesia en Argentina celebra la Jornada Nacional de Infancia y Adolescencia Misionera (IAM). En la diócesis de Lomas de Zamora, el obispo titular, monseñor Jorge Lugones SJ, acompañó ayer un encuentro y misión por la estación y calles de Glew.

  • 27 Agosto 2023
  • Visto 371

El cuarto domingo de agosto, hoy, la Iglesia en Argentina celebra la Jornada Nacional de Infancia y Adolescencia Misionera (IAM). En la diócesis de Lomas de Zamora, el obispo titular, monseñor Jorge Lugones SJ, acompañó ayer un encuentro y misión por la estación y calles de Glew.

El encuentro de los grupos misioneros y celebración local de la jornada de la IAM tuvo lugar en la parroquia Santa Ana (Glew) y fue organizado por el equipo diocesano de Pastoral Misionera, cuyos directores son el diácono permanente Alberto Andrade y Mariana Zeballos, y el área correspondiente de la IAM, cuyo delegado es el diácono permanente Marcelo Lavandera.

Luego de dividirse en grupos por edades y por continentes, los chicos y jóvenes, acompañados por el obispo, el párroco Eduardo Llama, el vicario Matías Carrizo, y los diáconos permanentes Lavandera y Alberto Andrade, salieron en misión por la estación de trenes y los alrededores de la localidad de Almirante Brown.

“Una gran experiencia misionera para todos los niños y adolescentes”, expresaron los organizadores, al término de la misa que presidió monseñor Lugones. “Con gran alegría se vivió este encuentro con más de 150 niños y adolescentes y dirigentes de la IAM. Damos gracias a Dios por este gran regalo”.

La jornada festiva de la IAM, como cada año, fue una ocasión propicia para que los párrocos puedan tener en sus comunidades grupos misioneros de niños, adolescentes y jóvenes.

La diócesis, por cierto, vive un bienio jubilar (2023-2025) y una misión con la Virgen de la Paz por las parroquias, en ocasión de los 160 años de su llegada a la Argentina y su posterior entronización en el templo de la catedral.  



La Buena Noticia vale, y cuesta. Cuesta tiempo, fundamentalmente.

Toda la producción y presentación de la noticia implica tiempo de trabajo. Pero también significa esfuerzos personales (dedicación, elaboración…) y esfuerzos económicos para el mantenimiento y renovación de los equipos y la tecnología para contar la noticia, costos de insumos, viáticos, inversión para el streaming de las misas, etc.  

Eclesia es este portal de noticias y su extensión a las redes sociales, es el canal de videos y streaming, es la app para celulares y el newsletter que más de 2.000 personas reciben por mail o por WhatsApp con los anticipos de las noticias.

Con tu valoración por lo que hacemos, ante todo, y tu ayuda económicaEclesia seguirá mostrando y compartiendo “lo que pasa en la Iglesia”, como desde el primer día, hace ya más de 20 años.

De acuerdo a tus posibilidades, definí un monto y convertite en suscriptor de Eclesia (con débito automático mensual) o por única vez hacé tu aporte fijo. Sea como sea, gracias por valorar Eclesia.