Skip to main content

Los sacerdotes de la diócesis culminaron el E.S.P. con una misa donde se entronizaron las imágenes del Cura Brochero y Mama Antula

El obispo de la diócesis de Lomas de Zamora, monseñor Jorge Lugones SJ, presidió este viernes la misa de cierre del “Encuentro Sacerdotal de Pastoral” (E.S.P.), que durante toda la semana reunió a los párrocos y vicarios de la Iglesia diocesana en la casa de retiros “Nuestra Señora de Guadalupe” (Luis Guillón).

  • 14 Junio 2024
  • Visto 487

El obispo de la diócesis de Lomas de Zamora, monseñor Jorge Lugones SJ, presidió este viernes la misa de cierre del “Encuentro Sacerdotal de Pastoral” (E.S.P.), que durante toda la semana reunió a los párrocos y vicarios de la Iglesia diocesana en la casa de retiros “Nuestra Señora de Guadalupe” (Luis Guillón).

En la misa, que se desarrolló en la capilla Nuestra Señora de la Paz del convento carmelita ubicado al lado de la casa de ejercicios, el obispo bendijo y entronizó las imágenes de dos santos argentinos: San José Gabriel del Rosario Brochero, el Cura Brochero,  patrono del clero nacional, y María Antonia de San José, más conocida como Mama Antula, laica consagrada recientemente canonizada, siendo la primera santa nacida y fallecida en la Argentina. 

En la homilía, el obispo explicó de qué se trata el E.S.P., donde “los presbíteros nos reunimos para ir diseñando, compartiendo, evaluando y rezando sobre la pastoral de la diócesis. El tema recurrente que venimos trabajando es la fraternidad presbiteral, pero también hay desafíos pastorales que atender y, entre ellos, hemos tratado el tema de los jóvenes, la problemática juvenil y cómo la Iglesia se abre, acoge, se acerca o sale al encuentro de los jóvenes, y dentro de esta temática amplia de los jóvenes, el tema de las vocaciones (…) y como propone el papa Francisco, cómo custodiarlas y acompañarlas”.

Concelebraron la misa el obispo emérito de Rafaela y actual administrador de Santa Teresita del Niño Jesús (Banfield), monseñor Luis Fernández; el vicario general de la diócesis, presbítero Hugo Barrios; el rector del Seminario “De la Santa Cruz”, presbítero Daniel Bossio; los vicarios zonales y los sacerdotes presentes.

Acompañados por monseñor Lugones, la reunión de los sacerdotes -tanto del clero diocesano como religioso- comenzó el lunes y se extendió hasta hoy. El fin, fortalecer la espiritualidad propia, tener un espacio de formación y crecer en la fraternidad y en la “cercanía”.

Basado en el discurso del papa Francisco al simposio "Por una teología fundamental del sacerdocio", el padre Aldo Félix Vallone (licenciado en Teologí­a con especialización en Espiritualidad, párroco en la arquidiócesis de Mendoza y director de la Escuela de Ministerios Eclesiales “San José”) les habló a los sacerdotes el lunes y el martes sobre las cuatro “cercanías” que propone el Papa: a Dios, con el obispo, entre ellos mismos y con el Pueblo de Dios. La realidad y los desafíos de la Pastoral de Juventud y la Pastoral Vocacional, fueron los temas del miércoles y jueves que trataron los párrocos y vicarios de la diócesis.

En aquel simposio, el Papa reconoció que “el sacerdote durante su vida pasa por distintos estados y momentos; personalmente he pasado por distintos estados y momentos y rumiando las mociones del espíritu constaté que en algunas situaciones, inclusive en momentos de pruebas, dificultades y desolación, cuando vivía y compartía la vida de determinada manera, permanecía la paz”. 

Sobre la importancia de estos encuentros como el E.S.P., monseñor Lugones había dicho en la última misa crismal que “el reunirse invita a lo comunitario, también a lo fraternal. Es una forma de saber del otro, de ocuparse más atenta y detalladamente si fuera necesario”.

Como parte de la formación permanente y a fin de enriquecer la espiritualidad propia y conjunta del clero diocesano, el E.S.P. contempló conferencias como la del padre Vallone, oraciones personales y comunitarias, trabajos por grupos etarios y mezclados, espacios de conversación en el Espíritu, momentos para el sacramento de la Reconciliación y misas.


La Buena Noticia vale, y cuesta. Cuesta tiempo, fundamentalmente.


Toda la producción y presentación de la noticia implica tiempo de trabajo. Pero también significa esfuerzos personales (dedicación, elaboración…) y esfuerzos económicos para el mantenimiento y renovación de los equipos y la tecnología para contar la noticia, costos de insumos, viáticos, inversión para el streaming de las misas, etc.  

Eclesia es este portal de noticias y su extensión a las redes sociales, es el canal de videos y streaming en YouTube, es la app para celulares, es el anticipo de las noticias por medio del canal de WhatsApp y el newsletter que más de 2.000 personas reciben por mail.

Con tu valoración por lo que hacemos, ante todo, y tu ayuda económica, Eclesia seguirá mostrando y compartiendo “lo que pasa en la Iglesia”, como desde el primer día, hace ya más de 20 años.

De acuerdo a tus posibilidades, definí un monto y convertite en suscriptor de Eclesia (con débito automático mensual) o por única vez hacé tu aporte fijo. Sea como sea, gracias por valorar Eclesia.